Por la reconstrucción de la IV. Internacional

Apdo. Correos 23036 CP - 08080 - Barcelona

Català Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter RSS

Estás aqui : Portada » Temas » Movimientos

Movimiento estudiantil

Un balance necesario en tiempo de movilización

10 de diciembre de 2017
Escritor(a) : 

Desde el inicio de curso, multitud de estudiantes de institutos y universidades llenamos calles en todo el territorio catalán, contra la represión del Estado y en defensa del derecho a decidir de Catalunya. El pasado 27 y 28 de septiembre efectuamos una histórica huelga estudiantil que consiguió colapsar las calles de Barcelona y otras ciudades catalanas en vigilia del referéndum convocado. La presencia de los y las estudiantes fue también decisiva durante el mismo 1 de octubre, defendiendo las urnas en los colegios electorales y haciendo frente a los ataques estatales, junto a los vecinos y las vecinas de nuestros barrios. Dos días después, el 3 de Octubre, el pueblo se reiteró en su decisión de independencia, con una Huelga General de orden masivo donde los jóvenes estudiantes participamos también con ocupaciones de institutos y facultades y movilización en la calle. Para todos, fue una experiencia inolvidable con una lección clara: organizados y en las calles es el único camino para ganar nuestros derechos.

Pero los estudiantes no nos conformamos con esto, y entendimos que la suspensión de la independencia anunciada por Puigdemont el día 10 de octubre en el Parlamento no sólo no frenaba la represión, sino que también nos desconcertaba y desmovilizaba. Por eso mantuvimos la ofensiva y el 26 de octubre protagonizamos otra huelga estudiantil por la proclamación efectiva de la República, contra el 155 y la intervención en la educación pública, y por la libertad de los presos políticos. Impactados por la noticia de la intención de Puigdemont de convocar elecciones anticipadas este mismo día, dirigimos la movilización hacia el Palau de la Generalitat contra esta otra vacilación. Así, generamos una presión directa en el gobierno catalán que, combinada con la insistencia del Estado en la aplicación del 155, consiguió frenar momentáneamente esta salida contraria a la voluntad popular. Por eso afirman que la Proclamación de la República Catalana por el Parlamento el 27 de octubre es resultado de la movilización popular y de ninguna forma de la voluntad del gobierno catalán.

Pero la respuesta del Estado no se ha hecho esperar y la intervención con el 155 ha sido inmediata. Estos días eran claves para tumbar el 155 al mismo tiempo que defender la República. Pero la carencia de voluntad de ruptura real con el Estado de la monarquía demostradas por el Gobierno de Catalunya las semanas antes culminaron con una entrega sin ninguna resistencia de la República. Lo que hacía falta era la defensa contundente de las instituciones, el no reconocimiento de la intervención, y el llamamiento inmediato a la movilización. Pero nada de esto se hizo y hoy nos encontramos con una convocatoria impuesta e ilegítima de elecciones.

A pesar de esto, los Comités de Defensa de la República, el movimiento estudiantil, organizaciones de izquierda y sindicatos alternativos protagonizamos el 8N una histórica huelga general con piquetes y cortes por todo el territorio. Con esto se ha demostrado, una vez más, la enorme fuerza del pueblo organizado que paralizó el país.

Estos meses, el movimiento estudiantil ha creado y potenciado espacios de organización como asambleas e incluso se ha impulsado la construcción de CDR Universitarios como se ha hecho en el Campus Diagonal, o en Mundet, entre otros. Ahora más que nunca es fundamental continuar este camino, masificar y mantener activos estos espacios. Pero también es evidente que es necesario avanzar en una coordinación real y efectiva del movimiento estudiantil que hoy se divide en asambleas por Facultad y de CDR, sindicados, y plataformas. Esta coordinación tiene que ser desde abajo y es fundamental para discutir y preparar un plan de lucha con el resto de espacios que organizamos la huelga general. Tenemos que recuperar la ofensiva con movilización en la calle y con organismos de base fuertes. Entendemos esto como la manera de continuar con este momento histórico que se ha abierto en Catalunya.

En este sentido es importante impulsar una campaña de denuncia y acción contra la intervención en la educación catalana al mismo tiempo que reclamar una educación pública, gratuita, laica y de calidad. Hace falta también la unidad con los profesores y todas las trabajadoras universitarias. Es la unidad entre trabajadores y estudiantes la que ha conseguido triunfos históricos a lo largo de la historia. Y esto también hay que intentar coordinarlo con la solidaridad y luchas del resto del Estado. Porque la lucha por la República es la lucha contra el Régimen del 78, y éste oprime a todos los pueblos del Estado.

Rosario Mendieta

Ir a la versión en catalán


Aquí nos encontraras:

Ap. Correos 23036 CP - 08080 de Barcelona; Ap. Correos 206 CP- 17080 de Girona; Ap. Correos 92 CP-28320 de Madrid;

mail:luchaint(arroba)telefonica.net - www.luchainternacionalista.org